Concurso de acreedores

 

Una situación de insolvencia empresarial exige una rápida actuación a fin de encontrar una forma lo menos gravosa posible de superar la falta de liquidez que provoca la imposibilidad de cumplir las obligaciones. Frecuentemente habrán de producirse cambios en la estructura y funcionamiento de la empresa que se acordarán con el empresario de acuerdo a las pautas siguientes:

- Realización de un diagnóstico de puntos fuertes y débiles de la empresa y actuaciones de urgencia como EREs, inventario de activos, etc.

- Plan de Viabilidad: que recoja en una serie de pasos prácticos las estrategias a seguir para transformar la deuda en lo posible, y negociación de dichos pasos con los agentes implicados.

- En todo momento le guiaremos en el proceso de sanear la empresa, o bien, llegado el caso, ayudarle a presentarse al concurso voluntario de acreedores.

 

Comments are closed.