Sistema fiscal y financiación

Estructura general

En general no hay imposición sobre el beneficio de Sociedades ni sobre la renta, ni Impuesto sobre el Valor Añadido, si bien se viene hablando recurrentemente de establecerlo.

En la práctica sólo pagan impuestos: las sucursales de bancos extranjeros (20% s/beneficios), las empresas extranjeras que explotan recursos petrolíferos, gas y petroquímicos (50% s/beneficios) y las empresas de hoteles y courier.

El impuesto que se aplica a las sociedades que realizan actividades relacionadas con el petróleo y el gas, establecido de manera independiente según el emirato. En Abu Dhabi, ese impuesto se aplica de conformidad con el Decreto relativo al Impuesto sobre la Renta de Abu Dhabi de 1965. El impuesto se aplica a un tipo de entre el 55 y el 85 % según la producción. El Consejo Supremo del Petróleo otorga incentivos fiscales a las empresas que considera beneficiosas para Abu Dhabi, por ejemplo, promoviendo su desarrollo económico, la inversión, la transferencia de tecnología y la formación de nacionales de los EAU.

Aunque, como hemos dicho, ni los individuos ni las empresas que llevan a cabo negocios en EAU pagan imposición directa sobre beneficios, sí pueden pagar impuestos indirectos y honorarios tales como: cargos por servicios (10-15% sobre facturas hoteles y 30% sobre compras de alcohol en las tiendas de licores autorizadas); honorarios por emisión de licencias que deben pagarse como cantidad fija para obtener permiso que permite ejercer una actividad (en Dubai además hay que pagar anualmente un 5% sobre la renta pagada por la oficina donde se ejerce la actividad); honorarios de empleo y inmigración, al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales para la aprobación de los permisos y visados de trabajo del personal extranjero de la empresa; honorarios por casa, que obliga a los inquilinos extranjeros a pagar un 5% sobre la renta anual pagada por alquiler (se cobra a través de las cuentas del agua y electricidad de DEWA, mientras los dueños de propiedades inmobiliarias deben de pagar un 0,5% sobre el valor de sus propiedades cada año).

Sistema impositivo

El sistema tributario emiratí se caracteriza por el fuerte peso de la tributación indirecta y su descentralización (cada emirato tiene sus propias competencias en materia fiscal) tanto en capacidad normativa como de recaudación. El sistema tributario emiratí está compuesto básicamente por las siguientes figuras:

  • Tasas, que tienen un gran peso recaudatorio.
  • Precios públicos para una amplia gama de servicios.
  • Aranceles sobre los productos importados.
  • Recargos sobre servicios.
  • Gravámenes sobre beneficios de determinadas actividades (finanzas, hostelería, gas, petróleo, agua y electricidad).

Impuestos

Sociedades

No hay un impuesto de sociedades federal, pero cada emirato cuenta con un impuesto sobre beneficios de empresas de determinados sectores de actividad (finanzas, hostelería, gas, petróleo, agua y electricidad). Los tipos de gravámenes aplicados varían dependiendo del emirato y el tipo de actividad, siendo el máximo un 50% para beneficios de empresas de hidrocarburos a un 10% para hoteles.

En las zonas francas las empresas gozan, además del control del 100% de su capital, con exenciones fiscales. Tampoco se gravan los dividendos que reparten las sociedades ni los rendimientos de depósitos, cuentas corrientes y activos financieros.

Renta personas físicas

No hay.

IVA

En la actualidad no hay impuestos sobre el consumo, sino recargos sobre servicios de hostelería y otros menores.

Otros

Existen recargos que recaudan las municipalidades sobre facturas de hoteles y restaurantes. Los tipos aplicables van desde el 10% (Dubai) al 15% (Abu Dhabi). Igualmente se aplican recargos sobre los montos de los contratos de alquiler.

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

En las zonas francas es donde se ha ido concentrando la mayoría de la inversión extranjera en EAU. En estas zonas, las empresas están exentas de tributación sobre sus beneficios. Fuera de las zonas francas, sólo las entidades de crédito extranjeras están sometidas a un gravamen del 20% sobre sus beneficios netos por el hecho de no ser nacionales. Dependiendo del emirato y de la actividad económica que éste quiera fomentar (turismo, industria, transporte, etc.), los inversores extranjeros pueden obtener “vacaciones fiscales” por periodos que van de los 5 a los 10 años. A pesar de su escasa (o nula) imposición sobre la renta personal y de las empresas, EAU ha cerrado numeroso Convenios para Evitar Doble Imposición. Un Convenio de esta naturaleza con España está en vigor desde Marzo de 2006.

Sistema financiero

En EAU hay tres mercados de valores: el Mercado Financiero de Dubai (DFM), la Bolsa de Valores de Abu Dhabi (ADX) y el NASDAQ de Dubai (anteriormente la Bolsa Financiera Internacional de Dubai (DIFX)). El NASDAQ de Dubai forma parte de la zona franca del Centro Financiero Internacional de Dubai (DIFC), en tanto que el DFM y la ADX son ambos mercados de valores “territoriales”. Además de esos mercados de acciones y bonos, los EAU tienen la Bolsa de Oro y Productos Básicos de Dubai (DCGX), que comercia en derivados financieros, y la Bolsa Mercantil de Dubai (NYMEX), que es la primera bolsa internacional de futuros de energía y productos básicos del Oriente Medio. En el importante desarrollo registrado por el sistema financiero emiratí ha destacado el papel de Dubai que se presenta como el principal centro financiero del país y que también pretende serlo de la región. En este sentido, el Dubai Internacional Financial Center (DIFC) ha jugado un papel primordial como centro financiero y zona franca para el establecimiento de empresas del sector financiero: servicios bancarios (banca de inversión, banca corporativa, banca privada); mercados de capitales (capital, instrumentos de deuda, derivados y trading de materias primas); gestión de activos y registro de fondos; seguros y reaseguros; servicios financieros islámicos.

Las instituciones financieras pueden solicitar licencias en cualquiera de los sectores mencionados. Si bien las empresas instaladas en DIFC pueden disfrutar de una serie de ventajas (notablemente 100% de propiedad extranjera y sin impuestos sobre beneficios), DIFC no es un entorno offshore, sino un mercado de capitales onshore. El DIFC tiene como objetivo crear un mercado de capitales regional, ofreciendo a los inversores y a las entidades emisoras de capital regulaciones y estándares de primer orden. Desde su creación en 2004, el DIFC ha atraído a empresas del más alto calibre procedentes de la región y de otras partes del mundo. A su vez, DIFC cuenta desde 2005 con un mercado de valores de importancia internacional, el Dubai International Financial Exchange (DIFX).

En cuanto al sector bancario en EAU, hay que señalar la amplia presencia de la banca extranjera, aunque muchos de ellos solamente están instalados mediante oficinas de representación. Cualquier banco extranjero que quiera establecerse en EAU, necesitará obtener la licencia del Banco Central de EAU, salvo que decida hacerlo en el DIFC, ya que se trata de una zona franca.

Actualmente existen 28 bancos extranjeros plenamente operativos en EAU (ver listado más abajo), muchos de ellos de origen árabe y que se establecieron antes de que el Banco Central de EAU se fundase (1980). Dada la desventaja con la que partían los nuevos bancos locales, el Gobierno decidió mediante el Banco Central controlar el acceso al mercado de los bancos extranjeros y limitar a ocho el número de sus sucursales, estuvieran o no establecidos antes de esta disposición.

En cuanto a los bancos españoles, tienen presencia mediante oficina de representación Banco Sabadell y La Caixa, BBVA, Banco Santander y Banco Popular. Por lo que respecta al Banco Central de EAU, sus funciones son las básicas de un banco emisor y supervisor de la banca comercial:

  • Ejecución de la política monetaria.
  • Emisión y puesta en circulación del dinero de curso legal.
  • Inspección de las entidades de crédito.
  • Regulación del sistema financiero en EAU

Los mercados de valores (bolsa) en EAU son relativamente nuevos. Tanto Dubai Financial Market (DFM) como Abu Dhabi Securities Exchange (ADX) fueron creados en el año 2000, mientras que NASDAQ Dubai fue fundado en 2005. En el año 2007, el Gobierno de Dubai creó la sociedad Borse Dubai en el DIFC para consolidar los dos mercados de valores de Dubai, DFM y Nasdaq Dubai. Pese al crecimiento que han tenido en los últimos años, tienen un volumen de negociación inferior al de mercados más tradicionales.

En cuanto a las compañías de seguros, están presentes todas las compañías internacionales más importantes, aunque el mercado de seguros está todavía poco desarrollado. La española MAPFRE tiene Asistencia en el país.

  • Por lo tanto, el sistema financiero emiratí está integrado por:
  • El Banco Central de EAU.
  • Los Bancos comerciales tanto nacionales como extranjeros.
  • Sucursales de bancos extranjeros.
  • La Banca Islámica.
  • Los mercados de valores, formados por: Abu Dhabi Securities Exchange (ADX), Dubai Financial Market (DFM) y NASDAQ Dubai.
  • Las compañías de seguros (convencionales e islámicas).
  • Las sociedades de inversión.
  • Los fondos soberanos.
  • Dubai Internacional Financial Centre (DIFC).
  • Sociedades de Financiación.
  • La Bolsa de Oro y Productos Básicos de Dubai (DCGX)
  • La Bolsa Mercantil de Dubai (NYMEX)

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

Si se exceptúan las operaciones que, con base en Dubai y para el área, realizan la Corporación Financiera Internacional (Banco Mundial) y el Banco Islámico de Desarrollo (en menor escala), no hay una gran actividad de organismos financieros internacionales.

 

Comments are closed.