Inversiones en EAU

Marco legal

El régimen jurídico relativo a la inversión extranjera es muy restrictivo si se compara con los estándares de la Organización Mundial del Comercio. En Emiratos Árabes Unidos, la legislación impone a cualquier extranjero que desee invertir en el país a través de una sociedad asentada fuera de una “Zona Franca” que, como mínimo, el 51 por ciento del capital social sea propiedad de nacionales del país.

Actualmente, el marco regulador y legal favorece al local frente al inversor extranjero. No hay tratamiento nacional para los inversores en EAU y la propiedad extranjera de tierra y de acciones está restringida. El gobierno está tomando medidas para disminuir la burocracia para inversiones extranjeras, y ahora les exime de obtener una tarjeta del Ministerio de Trabajo además del visado del Departamento de Inmigración. Los inversores ya no necesitan aparecer en persona para preguntar sobre la situación de sus solicitudes en Abu Dhabi. Un servicio automático, en árabe y en inglés, les permite recibir información sobre el estado de sus licencias para negocios, vía telefónica.

Las regulaciones para el establecimiento y marcha de los negocios en los EAU es compartida a nivel federal y de emiratos. Hay tres leyes que afectan la inversión extranjera en EAU:

  • La Ley Federal de Sociedades, que se aplica a todas las compañías comerciales establecidas en los EAU, así como a las sucursales de oficinas de empresas extranjeras que operan en EAU. Las compañías establecidas en EAU requieren tener como mínimo el 51% de propiedad nacional. Sin embargo, los beneficios pueden ser repartidos de forma diferente, cumpliendo con el máximo del 80% para la empresa extranjera y el 20% para el socio local. Las sucursales de empresas extranjeras deben de tener un agente de servicios nacional, a menos que la compañía extranjera haya establecido su oficina a través de un acuerdo con el gobierno federal o de un emirato.
  • La Federal Industry Law estipula que los proyectos industriales deben tener un 51% de propiedad nacional. La ley también requiere que los proyectos sean administrados por un nacional o por un consejo de dirección con mayoría de nacionales. Existen exenciones de esta ley para proyectos relacionados con la extracción y refino de petróleo, gas natural y otras materias primas. También están exentos proyectos con poco capital de inversión, así como proyectos especiales gobernados por leyes especiales o acuerdos determinados.
  • La Government Tenders Law determina que un suministrador, contratista o participante en un concurso (“tender”) con relación a proyectos federales debe ser un nacional, o una compañía en la cual los nacionales tengan una participación de un 51% del capital, o bien una entidad extranjera representada por un distribuidor o agente. En consecuencia, las compañías extranjeras que deseen presentarse a un proyecto federal, deben entrar en joint-venture o arreglo de agencia con un nacional. Las ofertas en concursos federales deben venir acompañadas de una garantía de oferta por un 5% (“bid bound”) del valor de la oferta. Si bien los bienes y servicios no son disponibles localmente, las entidades del gobierno federal sacan el concurso abierto a la competencia internacional.

Repatriación de capital/control de cambios

En EAU no existen mecanismos de control de cambios, y se disfruta de una libre circulación de capitales para transacciones corrientes. Si se exceptúan los procedimientos de control y prevención de blanqueo de capitales a los que están obligadas las entidades de crédito, no existen otros procedimientos de control de las transacciones exteriores.

En cuanto a la repatriación del capital, ésta se puede efectuar en todos los supuestos:

  • Transferencias de saldos de cuentas de ahorro/corrientes y depósitos (incluidos intereses).
  • Transferencias de importes procedentes de venta y liquidación de valores.
  • Transferencias de importes procedentes de liquidación de activos de sociedades.
  • Transferencias de rentas del trabajo o por actividades profesionales.
  • Pagos mediante libramientos de cheques.

Incentivos a la inversión

Según se ha anticipado en el apartado anterior, el establecimiento de zonas francas (free zones) es el principal incentivo a la inversión que existe en EAU. El principal atractivo es la posibilidad de ostentar el 100 por ciento del capital social por parte de un extranjero. Además existen otros incentivos en las diversas zonas francas:

  • La repatriación de capitales no está sujeta a ningún tipo de gravamen.
  • No hay restricciones o retrasos en la importación o exportación ya sea de EAU Dirhams o divisas extranjeras por nacionales o extranjeros, salvo para el caso de la divisa israelí y las de aquellos países sancionados por Naciones Unidas.
  • La no existencia de impuestos en la actualidad y compromisos de no establecimiento de los mismos durante largos periodos de tiempo,(15 primeros años, prorrogables en más), Facilidades para la implantación (gestión de la obtención de licencias o contratar trabajadores)
  • Facilidades para obtener financiación. En la actualidad, dada la diversidad de zonas francas existentes se está produciendo una especialización sectorial entre ellas. Así, dependiendo de dicha especialización, cada zona trata de ofrecer ventajas que las hagan más atractivas que a sus competidoras (compiten en atracción de empresas). Entre los diferentes incentivos que ofrecen, destaca el suministro de energía a bajo coste.
  • EAU se precia de estar dotado de un sistema fiscal totalmente laxo. Esto es parcialmente cierto, ya que no existe ningún impuesto sobre la renta de las personas físicas y el de sociedades se limita a sólo dos sectores de actividad (financiero y petrolífero). Sin embargo, en los últimos años han ido apareciendo distintos impuestos indirectos, así como numerosas tasas que constituyen unos costes ocultos, especialmente para aquellas de nueva creación.
  • El sistema impositivo contempla un tramo federal y otro emiratí.
  • No hay impuesto sobre sociedades, salvo para sucursales de bancos extranjeros (a nivel emiratí) y para empresas relacionadas con actividades petroquímicas. Tampoco existe impuesto sobre la renta de las personas físicas.
  • Igualmente, no hay impuesto sobre el valor añadido. No obstante, tras recomendaciones del Fondo Monetario Internacional para que se implantara, los países del CCG han debatido esta posibilidad. Ante el rechazo popular de esta medida, el proyecto de establecer este impuesto en los EAU ha quedado en suspenso sin fechas definidas.

No obstante lo anterior, y como se ha mencionado anteriormente, cada emirato establece impuestos sobre los concesionarios de explotaciones petrolíferas, según el concreto acuerdo de concesión estipulado. Además, en Dubai y en otros emiratos se han establecido impuestos sobre determinados bienes y servicios (por ejemplo venta de bebidas alcohólicas, facturas de hoteles y restaurantes y alquileres de viviendas).

Establecimiento de empresas

Tipos de sociedades

1- FILIAL

La constitución de una filial podrá estar sujeta a:

Empresas sujetas a la Comercial Companies Law:

  • Limited Liability Company (Asimilable a la S.L. Española)
  • Private Joint Stock Companies
  • Public Joint Stock Companies
  • Joint Participation Ventures (o Private Unlimited Companies)
  • Limited Partnerships (los socios sólo pueden ser de nacionalidad emiratí)
  • Partnership Limited with Shares (o Share Commandite Companies)
  • General Partnerships o Joint Liability Companies (los socios sólo pueden ser de nacionalidad emiratí)

La gran mayoría de las empresas extranjeras que deciden establecer una filial en EAU optan por la Limited Liability Company dado que no existe restricción alguna en cuanto a la nacionalidad de los accionistas o del equipo directivo y, además, no requiere capital mínimo (desde el 10 de Agosto de 2009). La principal limitación de este tipo de empresas radica en la necesidad de contar con un socio local que disponga de al menos el 51% del capital social de la empresa. No obstante, es posible incluir determinadas cláusulas en los estatutos con el fin de proteger los intereses del accionista minoritario:

  • Derecho a designar al equipo directivo incluido al Director General de la empresa.
  • Derecho a veto en las decisiones de mayor calado.
  • Distribución de beneficios mayor al 49% de los beneficios empresariales, máximo del 80% para la empresa extranjera y 20% para el socio local.
  • En caso de liquidación de la compañía, asegurarse parte de los activos de la compañía.

Es importante conocer que realizar modificaciones sobre los considerados como “estatutos estándar” (modelos facilitados por el Department of Economic Development) conlleva el pago de tasas adicionales que pueden llegar a encarecer el trámite en varios miles de Dirhams.

Otras de las limitaciones de la llc son: no poder desempeñar actividades de banca, seguros e “inversión en representación de terceras partes” las cuales sí podrían desarrollarse a través de la Public Joint Stock Company.

Empresas sujetas al “UAE Civil Code”:

Exclusivamente pueden realizar labores no comerciales o civiles. Este tipo de actividades englobarían servicios de consultoría, despachos de abogados, medicina, actividades de investigación, producción de arte o literatura, etc. Pueden adoptar las siguientes formas:

  • Professional services company
  • Speculative Venture Partnership
  • Islamic Shari´a compliant arrangement (mudaraba)

La formula escogida por la mayoría de las empresas extranjeras dentro de esta modalidad es la de “Professional services company”. Es la más apropiada para llevar a cabo servicios de ingeniería, medicina y consultoría. El principal punto a favor es que el inversor extranjero puede mantener el 100% de la propiedad aunque debiéndose designar un agente de servicios local que actuaría como “esponsor”. La labor de éste, básicamente consiste en intermediar con las autoridades locales a la hora de obtener licencias, visados, etc, sin llegar a tener ningún tipo de participación en el capital social de la empresa, ni poder en la toma de decisiones. Generalmente cobra una cantidad fija.

La gran desventaja de este tipo de sociedad es que no tiene personalidad jurídica propia, sino que va unida a la personalidad jurídica de los socios que la componen. Ello implica que los socios responderían con sus propios bienes en caso de insolvencia. Esta fórmula es muy poco utilizada por los inversores extranjeros que se instalan en EAU.

2- SUCURSAL (“Branch)

Prácticamente igual que la “Oficina de Representación”, pero puede generar facturas y firmar contratos.

La Sucursal es dueña de sus activos y es “sponsor” de sus empleados, aunque necesita de un “agente de servicios” (no agente comercial) a efectos burocráticos. Esta modalidad permite también operar fuera de la Zona Franca, manteniendo el 100% del control del establecimiento.

Hay una práctica – o resolución – del Ministerio de no permitir que las Sucursales (Branches) importen de la matriz – ni de otra empresa – excepto si es para re-exportar o si la exportación es “altamente técnica”. Se han dado algunos casos excepcionales en los que la sucursal ha obtenido autorización para importar sin darse ninguno de esos dos supuestos. Hay que señalar que para vender en EAU cualquier mercancía importada, aparte del permiso de importación expedido por el Ministerio de Economía, es necesario disponer de un contrato de agencia comercial bien con un distribuidor local o con un agente comercial emiratí.

Aparte de los documentos mencionados para la LLC, el Ministerio de Economía también requiere las cuentas auditadas de la empresa madre de los dos últimos años y, según las actividades para las que se quiere crear la sucursal, a veces también es necesario presentar información sobre proyectos de la empresa matriz realizados y en curso. Esta opción no requiere capital mínimo en Dubai. Tampoco requiere socio mayoritario local, pero se debe firmar un contrato con un “agente de servicios local” que simplemente prestara servicios de gestión y tramitación de documentos ante las autoridades a cambio de una retribución anual con base en los beneficios o facturación que realice la sucursal, según las partes acuerden.

Para establecer una sucursal u oficina de representación en EAU se requiere de un agente de servicios (“service agent”), que puede ser un ciudadano emiratí o una compañía de propiedad 100% emiratí. Es una figura distinta a la de agencia comercial, ya que el agente de servicios en ningún caso, podrá participar en la gestión de la sociedad y no tiene ninguna responsabilidad legal ni financiera con la misma. Los servicios contractuales suelen incluir servicios específicos como la tramitación de las comunicaciones con los departamentos gubernamentales para facilitar los visados del personal extranjero o la realización de otros asuntos administrativos. Su remuneración es una cuestión puramente contractual entre el agente de servicios y la empresa extranjera, suele ser anual y estará influida por el número de servicios prestados, el nivel de facturación o el volumen de ventas. Este acuerdo puede ser terminado en cualquier momento de acuerdo a las condiciones del mismo, sin obligación de indemnización o compensación pecuniaria.

Los pasos a seguir a la hora de abrir una Sucursal u Oficina de Representación en EAU son los siguientes:

  • Solicitar la licencia de actividad, (para lo que hay que presentar el contrato con el agente de servicios), ante el departamento de economía del emirato en el que se desee operar, ya que el Departamento de Economía a nivel federal no tiene competencias en esta materia.
  • Enviar la solicitud especificando el tipo de actividad que la oficina o sucursal estará autorizada a realizar en los Emiratos Árabes Unidos, al Federal Foreign Companies Comittee para su aprobación.
  • Una vez finalizado esto, el departamento de economía de cada Emirato emitirá la licencia, especificando la actividad que puede practicar la compañía extranjera.
  • Por último, la sucursal u oficina de representación deben ser registradas ante la Cámara de Comercio e Industria del emirato correspondiente en el que se haya solicitado la licencia.

3- OFICINA DE REPRESENTACIÓN

En la práctica, las labores que realiza una oficina de este tipo son de prospección de mercado, establecimiento de relaciones con clientes y cursado de pedidos a la matriz. La compañía matriz tendrá que firmar adicionalmente un contrato de agencia o distribución si pretende vender sus productos en EAU.

No puede facturar ni firmar contratos, pero puede promover los productos de la empresa exportadora, y tiene la ventaja de requerir solamente un “agente de servicios” (no agente comercial) a efectos de tramitación burocrática, permaneciendo su control al 100% en manos del exportador.

Puede establecerse fuera de Zona Franca aunque, según informes, su tramitación es (en términos relativos) algo cara y lenta. Para la apertura de una Oficina de Representación se presenta necesaria la contratación de un “agente de servicios” nacional. Es una figura distinta a la de agencia comercial, ya que el agente de servicios en ningún caso, podrá participar en la gestión de la sociedad y no tiene ninguna responsabilidad legal ni financiera con la misma. Los servicios contractuales suelen incluir servicios específicos como la tramitación de las comunicaciones con los departamentos gubernamentales para facilitar los visados del personal extranjero o la realización de otros asuntos administrativos. Su remuneración es una cuestión puramente contractual entre el agente de servicios y la empresa extranjera, suele ser anual y estará influida por el número de servicios prestados, el nivel de facturación o el volumen de ventas. Este acuerdo puede ser terminado en cualquier momento de acuerdo a las condiciones del mismo sin obligación de indemnización o compensación pecuniaria.

4- ESTABLECIMIENTO EN ZONA FRANCA

El principal atractivo que presentan las cerca de 30 zonas francas que existen en Emiratos radica en la no necesidad de contar con un socio emiratí para formar una sociedad local. Otros de los atractivos son la agilidad en el proceso de obtención de las licencias y la centralización de todas las labores burocráticas a través de la propia autoridad de la zona franca.

Entre los principales inconvenientes estaría el coste, por lo general más elevado que establecerse fuera de zona franca. (Este punto es relativo dado que depende de la zona franca que escoja el inversor) y el hecho de que, desde la propia zona franca, no es posible vender directamente al cliente final, sino que se ha de hacer mediante contratos
de agencia o distribución. Tan solo está permitida la venta a aquellas empresas que tengan código de importación o, en definitiva, una trade licence que les permita despachar la mercancía. La empresa tampoco puede desplazar a ninguno de sus trabajadores fuera de la zona franca (p.e. instalación de un software a un cliente) sino que tendría que recurrir a la subcontratación. No obstante, es práctica común que, sobre todo en empresas de servicios, que algunas de las actividades se acaben llevando a cabo fuera de la zona franca.

Las zonas francas en la mayoría de los casos, tienen carácter sectorial (con objeto de crear “clusters” a medio y largo plazo) y además suelen disponer de regulación propia en áreas específicas. En algunos casos, ésta dista de las propias leyes del gobierno federal.

Una entidad establecida en zona franca podrá adoptar una de las siguientes formas jurídicas:

  • Free Zone Company (FZCO). Con personalidad jurídica propia. Entre dos y cinco accionistas y un capital mínimo que suele oscilar entre 500.000 AED y 1.000.000 AED. Este capital, no quedaría bloqueado por la autoridad de la zona franca, sino que la empresa podría disponer de el libremente.
  • Free Zone Establishment (FZE). Con personalidad jurídica propia. Un solo accionista y un capital mínimo requerido que oscila entre 500.000 AED y 1.000.000 de AED dependiendo de la zona franca en la que se instale la empresa. Este capital, no quedaría bloqueado por la autoridad de la zona franca, sino que la empresa podría disponer de libremente de él.
  • Sucursal o branch: No requiere capital mínimo. Mismas implicaciones que la branch fuera de zona franca al no tener personalidad jurídica.

Constitución de sociedades

Los pasos genéricos que hay que dar para la constitución de una sociedad (LLC) son los siguientes:

A. Obtención de la Aprobación Inicial
B. Registro del “Trade name”
C. Aprobación adicional por parte del Ministerio correspondiente
D. Localización de la empresa y firma del contrato de lease
E. Escritura de constitución de la sociedad (Memorandum of Association)
F. Obtener un PO Box y una línea telefónica
G. Aprobación Final y certificado de registro
H. Registro en la Cámara de Comercio del Emirato correspondiente

Joint ventures, socios locales

Funciona en base a un contrato por el que el socio local tiene el 51% de las acciones, pero en el que el dividendo puede distribuirse de acuerdo a un porcentaje distinto, o, forzando la ley, en base a una cantidad fija a pagar al socio local (se fija un porcentaje pero estableciendo al mismo tiempo un mínimo y un máximo en cifras absolutas que son la misma cantidad).

Es un sistema conveniente para:

  • Investigación inicial del mercado, con vistas a establecerse en EAU o retirarse.
  • Proyectos específicos, hasta su término.

El socio extranjero trata con terceros bajo (usando) el nombre del socio local. Es una fórmula legal bajo la que el local asume toda la responsabilidad, a menos que la joint-venture se conozca públicamente (el “conocimiento público” es un concepto no bien definido).

Propiedad industrial

La protección de los derechos de propiedad industrial e intelectual está recogida en la Ley Federal 37 de 1992. Esta ley, que ha sido repetidamente modificada, permite que las marcas que se registren tengan un periodo de protección de 10 años, renovable a otros 10. Todos los bienes y servicios según la categoría fijada en el Acuerdo de Niza se pueden registrar en EAU.

Sistema fiscal y financiero >

Comments are closed.