Sistema fiscal y financiación

Estructura general

El sistema fiscal de Catar se considera como uno de los más laxos en el mundo, siguiendo el ejemplo de otros países del Golfo. El informe Doing Business 2011 del Banco Mundial sitúa a Catar como el segundo país del mundo con menor presión fiscal para las empresas localizadas en su territorio, si bien es cierto que esta evaluación no se toma en cuenta la última reforma fiscal acometida por el gobierno catarí.

La Ley Tributaria del país es la Income Tax Law (No. 21 of 2009) sustituye a la anterior, que databa de 1993 (Law No. 11 of 1993). Esta nueva ley trae consigo unos cambios significativos al sistema fiscal de Catar, siendo el más importante de ellos el establecimiento de un tipo impositivo fijo del 10%. La ley establece que cualquier actividad empresarial realizada en Catar está sujeta a tributación. Por actividad empresarial hay que entender cualquier ocupación, profesión, servicio, acto comercial o ejecución de un contrato o cualquier otro negocio con ánimo de lucro.

La ley define el hecho imponible como los beneficios obtenidos por el sujeto pasivo originados en Catar durante el año fiscal precedente. En la práctica se define como beneficios originados en Catar los generados por cualquier actividad en el país con el objetivo de obtener beneficios, ejecución de contratos, actividades inmobiliarias, venta de acciones de empresas cataríes o que coticen en la bolsa catarí (Qatar Exchange), servicios prestados a las matrices, sucursales o sociedades vinculadas, intereses de préstamos obtenidos en Catar, beneficios obtenidos en la explotación o utilización de recursos naturales, y todo beneficios gravable en el marco de los acuerdos de doble
imposición.

No obstante, el hecho imponible no se limita solamente a estos beneficios detallados anteriormente, si no que la ley incluye además las comisiones pagadas en concepto de pagos a un agente catarí, corretajes, o representación comercial realizados fuera de Catar pero en relación a actividades conducidas dentro del Catar.

Las declaraciones de impuestos hay que llevarlas a cabo en un periodo de 4 meses una vez concluido el cierre del ejercicio de la sociedad.

No presentar la declaración puede suponer la suspensión de pagos en proyectos gubernamentales, cobro directo de créditos comerciales que deban satisfacer los clientes a la sociedad a favor de la Administración Tributaria, así como la imposición de multas de 10.000 riales al mes.

Sistema impositivo

El sistema tributario catarí está compuesto básicamente por las siguientes figuras:

  • Tasas, que tienen un gran peso recaudatorio.
  • Precios públicos para una amplia gama de servicios.
  • Aranceles sobre los productos importados.
  • Recargos sobre servicios.

Impuesto de Sociedades

A partir del 1 de Enero de 2010 (Income Tax Law No. 21 of 2009) la tasa impositiva del impuesto de sociedades para las compañías de capital extranjero (Foreign owned companies) es del 10%. Hasta esta fecha, los tramos iban del 10% al 35% dependiendo del importe de su base liquidable.

Para obtener esta base liquidable se aplican una serie de deducciones como son los salarios pagados, los gastos financieros, las amortizaciones del inmovilizado, pérdidas de ejercicios pasados, etc.

Las deducciones aplicables a los ingresos obtenidos por los sujetos pasivos para obtener la base liquidable son:

  • Gastos financieros.
  • Salarios y otros costes laborales.
  • Tasas y otros gravámenes distintos de este impuesto.

No son deducibles por el contrario:

  • Multas y sanciones tributarias.
  • Gastos de daños cubiertos por seguros.
  • Amortizaciones que excedan el coste de reposición de un activo.
  • Amortización del suelo.

Una excepción a la tasa del 10% se encuentra en el sector de la explotación de petróleo, puesto que se han llegado a acuerdos de explotación entre el gobierno del país y empresas extranjeras para el aprovechamiento de los recursos naturales y en este caso el tipo impositivo vendrá especificado en ese acuerdo. No obstante, en el caso de que no se especificara en dicho acuerdo, el tipo aplicable sería de un 35%.

Por otra parte, la ley establece una retención fiscal sobre pagos realizados a no residentes que no existía anteriormente. Se trata de un impuesto sobre sociedades por obligación real (similar a nuestro Impuesto sobre la Renta de No Residentes) que grava:

- 5% del pago bruto realizado en concepto de regalías y tarifas técnicas.
- 7% de la cantidad bruta de intereses, comisiones, tarifas de corretaje, pagos a la dirección de una sociedad, tarifas de servicios y cualquier otro pago realizado en concepto de servicios llevados a cabo parcial o totalmente en el Estado de Catar.

Por último, cabe mencionar que como se ha dicho anteriormente esta legislación afecta a no nacionales de uno de los países del Consejo de Cooperación del Golfo. Por ello, la parte de los beneficios correspondientes al accionista local en una empresa participada por extranjeros no estarán sujetos a retención alguna.

En algunos casos excepcionales se pueden obtener unas vacaciones fiscales de hasta 6 años para grandes proyectos si se cumplen ciertos requisitos. Estas solicitudes serán evaluadas por un órgano creado a este respecto, denominado Comité de Exención de Impuestos (Tax Exemption Comittee) que depende del Ministerio de Economía.

Renta personas físicas

No hay. Se está negociando el Convenio de Doble Imposición con España.

IVA

En la actualidad no hay impuestos sobre el consumo, sino recargos sobre determinados servicios.

Otros

Hay que señalar la existencia de tasas que se aplican a la solicitud y concesión de todo tipo de permisos, licencias y servicios administrativos.

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

La administración catarí discrimina a las empresas extranjeras frente a las nacionales, ya que el impuesto sobre actividades económicas grava los rendimientos obtenidos por aquellas en proyectos y actividades realizados en el emirato.

Sistema financiero

El sector financiero catarí está integrado por el Banco Central, la Catar Financial Center Authority, las entidades de crédito, empresas de inversión mobiliaria, empresas financieras, aseguradoras y casas de cambio.

Las entidades de crédito se agrupan en entidades de capital local, donde se percibe una presencia de la llamada banca “islámica” y entidades de capital extranjero.

En cuanto a las empresas de inversión mobiliaria, son entidades cuyas funciones son las de intermediación financiera, concesión de créditos a empresas, custodia de valores y asesoramiento a inversores. Estas empresas no están autorizadas a aceptar depósitos y otras actividades relacionadas con las entidades de crédito.

Las empresas financieras sólo pueden conceder préstamos tanto a particulares como a empresas. No pueden efectuar inversiones mobiliarias por cuenta propia o a favor de terceros ni aceptar depósitos.

El Sistema Catarí de Liquidación y Compensación Electrónica y Pagos interbancarios está diseñado según el concepto de liquidación bruta en tiempo real y procesamiento electrónico, conectado a la red SWIFT y al sistema de mensajes estándares, que utilizan los mensajes SWIFT para compensar y liquidar los pagos locales y las transferencias de operaciones con activos monetarios.

En marzo de 2005 se aprobó por ley la constitución de un Centro Financiero, el Catar Financial Centre (QFC), concebido para atraer instituciones y corporaciones financieras internacionales al emirato de Catar. El “Centro” consta de dos órganos administrativos: la QFC Authority y la QFC Regulatory Authority, que son totalmente independientes.

La QFC Authority tiene encomendadas una serie de tareas relacionadas con la estrategia comercial y el desarrollo de relaciones con la comunidad financiera internacional tanto dentro como fuera de Catar. Por el contrario, el QFC Regulatory Authority tiene como función básica la de supervisión de las entidades financieras que operan en y desde el Catar Financial Centre. Como órgano regulador sus funciones son las de autorización de establecimiento, seguimiento de las actividades realizadas por las entidades e inspección de las mismas (con capacidad sancionadora).

La QFC Regulatory Authority es un órgano independiente que informa y asesora directamente al Consejo de Ministros del Gobierno del Emirato. Su supervisón integra todas las formas de actividad financiera: Banca (tanto comercial como de inversiones), seguros, consultoría financiera, Fondos de Inversión, Sociedades de Inversión y Finanzas Islámicas.

La QFC Regulatory Authority tiene poderes para autorizar una actividad financiera el poder establecerse en Catar (en el marco del Catar Financial Center), así como las de supervisión e inspección de las entidades ya establecidas. El marco regulatorio que se ha ido desarrollando cumple perfectamente con los estándares internacionales tanto en términos de integridad, como de eficiencia y transparencia.

El Gobierno Catarí ha elaborado un paquete de medidas para fortalecer la situación financiera de la banca local. El plan ha pretendido inyectar liquidez al mercado a través del fondo soberano “Catar Investment Authority”, mediante la adquisición de participaciones en bancos locales y activos no rentables.

Para operar en o desde el Catar Financial Centre una sociedad financiera necesita:

- Registrarse en el QFC.
- Obtener una autorización de establecimiento que emite la QFC Regulatory A thority.
- Obtener una licencia de actividad que expide la misma autoridad regulatoria.

Los trámites son bastante sencillos en general, ya que es suficiente presentar una solicitud a la QFC Regulatory Authority aportando con la misma toda la documentación necesaria para comprobar la capacidad del solicitante de poder cumplir con los requisitos fijados por la propia entidad.

Con objeto de aportar una mayor transparencia, en los supuestos de inspección y sanción se ha establecido un Órgano de Apelación independiente que se encarga de examinar los recursos y alegaciones de la parte sancionada contra las resoluciones adoptadas por el órgano regulador.

En relación con los mercados de valores, el establecimiento del Doha Security Market en 1995 (con inicio de actividades en 1997) ha sido uno de los pasos más importantes dados en el proceso de consolidación de la estructura financiera y económica del país. Sus objetivos son:

  • Desarrollar la estructura del mercado de capitales para contribuir a los planes de desarrollo y al cumplimiento de las políticas socio-económicas del Gobierno.
  • Mejorar y organizar los procedimientos de los sistemas de cotización de valores, pasando de los sistemas de cotización en corros y manuales por otros totalmente electrónicos.
  • Desarrollar el conocimiento del inversor y mejorar su información.
  • Mejorar el clima inversor en Catar.

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

Por su nivel de renta Catar no es elegible para recibir préstamos de Bancos de Desarrollo. Algunas operaciones que se realizan en el país, sin embargo, están financiadas por el Banco Islámico de Desarrollo a través de una agencia encargada de aportar fondos en condiciones de mercados para proyectos promovidos por el sector privado.

 

Comments are closed.