Sectores de inversión en Catar

Principales sectores de la economía

Agrícola y de consumo

Dadas tanto la naturaleza del suelo como las condiciones climáticas imperantes en el emirato, la agricultura Catarí se ha ido centrando en el desarrollo de modernos sistemas de irrigación y el empleo de nuevas tecnologías para obtener producciones eficientes. Del total del territorio, solamente el 5,6% es apto para el cultivo. Las principales producciones son frutas y verduras, aves, productos lácteos, ganado ovino y caprino y pescado.

El Gobierno Catarí, por su parte, está promoviendo granjas experimentales, concretamente con especies vegetales como los pimientos, los pepinos, las flores y los tomates para su cultivo en suelos de arena y el uso de fertilizantes artificiales dentro de sistemas de tipo invernadero.

Industriales y de servicios

Catar es un gran productor de hidrocarburos, sobre cuya explotación y aprovechamiento se ha sustentado el rápido crecimiento económico del emirato. Catar produce casi 0,8 millones de barriles diarios. Desde 2010 es el máximo exportador de gas natural (77 millones de toneladas) al contar con las terceras reservas mundiales. No obstante, mediante un sistema de planificación estatal y diversos apoyos públicos, el Gobierno Catarí está realizando importantes esfuerzos para diversificar la producción industrial hacia otras ramas distintas de la producción primaria de energía: Refino de petróleo, licuación de gas, petroquímica, materiales básicos de construcción y siderurgia, entre otros.

Ejemplos de esta diversificación son la constitución de sociedades mixtas en el sector industrial con socios internacionales de referencia (Nipon Steel) o la puesta en marcha de ambiciosos proyectos residenciales (Proyecto Lusail o el de Pearl), así como de transporte (Nuevo Aeropuerto Internacional de Doha por valor de 5.000 M de $ USA, la autovía a Bahrein o la red de ferrocarril).

Dentro de la distribución sectorial del PIB, el porcentaje del sector secundario (que engloba la producción de hidrocarburos, manufacturas, electricidad, aguas y construcción) representó en 2010 cerca del 67% del total, del que, a su vez, casi un 80% correspondía al subsector de hidrocarburos.

La construcción supuso en 2010 un 5,5% del PIB, con un ligero retroceso con respecto a 2009 y rompiendo la tendencia positiva que había mostrado en años anteriores.

Por lo que respecta al agua, la mayoría de la suministrada a la población y a las empresas proviene de la desalinización de agua marina y se están llevando a cabo diversos proyectos de plantas de tratamiento de aguas con diferentes tecnologías, entre ellas, la osmosis inversa.

El Estado ha previsto diversos incentivos para fomentar las inversiones del sector privado en proyectos de desarrollo industrial: mejora de infraestructuras, un adecuado marco normativo, apoyo, asesoría y consultoría.

Para dar apoyo financiero a la inversión y desarrollo de proyectos industriales que lleve a cabo pequeñas y medianas empresas, se constituyó en 1997 el Catar Industrial Development Bank.

En el sector de hidrocarburos y por medio de la actuación conjunta del Ministerio de Industria y Energía y de Catar Petroleum se han puesto en marcha las llamadas 12 “ciudades industriales”, polos de desarrollo industrial con capacidad para atraer empresas del sector de los hidrocarburos y de otros sectores. Actualmente hay 3 “ciudades industriales”, en las localidades de Masaieed, Ras Laffan y Duchan.

En la “ciudad industrial” de Ras Laffan se ha producido una transformación muy destacada de una zona desértica en un centro de producción energética de primera magnitud. En esta “ciudad” se albergan las instalaciones de la élite mundial del segmento de licuefacción de gas: ExxonMobil, Shell, Dolphin Energy, Catar’s pride, Catargas y RasGas. Dada su excelente posición estratégica es un emplazamiento ideal para la exportación de productos energéticos a los mercados internacionales.

En Masaieed la “ciudad industrial” se compone de un “parque comunitario”, un parque tecnológico”, el puerto comercial y una zona de instalaciones de plantas de generación.

Finalmente, Dukhan es un gran campo de explotación de petróleo situado a 80 km al oeste de Doha. Se compone de 3 bolsas de petróleo y una de gas. Hay cuatro plantas de desgasificación, que tienen como objetivo separar el gas del petróleo. El crudo ya estabilizado es enviado por oleoducto al puerto de Masaieed, a 100 Km. al este de DuKhan.

Catar es uno de los países de la región del Golfo donde se está experimentando un mayor dinamismo de la actividad constructora tanto en la edificación residencial como en las obras de infraestructura o de construcción de centros destinados a actividades comerciales de manufacturas.

Las empresas del sector industrial se cifran en torno a las 2.800. De estas, más de 100 pertenecen al sector de los hidrocarburos y el resto a industrias manufactureras. Por tamaño, la pequeña y mediana empresa es mayoritaria en el subsector de las manufacturas (70%), bajando la proporción al 18% en el caso de las empresas del subsector de los hidrocarburos. Por lo que respecta a la productividad por persona empleada, ésta resultó especialmente alta en el subsector de los hidrocarburos (1,6M$USA) frente a los 121.000$USA de la actividad manufacturera. Los salarios también reflejan la diferencia entre ambos subsectores: 31.200$USA de media en el de hidrocarburos y 8.000$USA en la industria manufacturera.

Por lo que respecta al sector de la construcción, se calcula que el número de empresas está en torno a las 1.000, empleando a más de 160.000 trabajadores. Un número importante de obras se han llevado a cabo en el sector residencial (90%) y el resto en centros comerciales.

En la actualidad y para organizar los Mundiales de Fútbol de 2022, el Gobierno catarí tiene programados o en fase de ejecución numerosos proyectos de mejora y expansión de las infraestructuras viarias, ferroviarias, portuarias, aeroporturarias y hoteleras. El presupuesto total estimado asciende a los 60.000M$USA. Entre los proyectos, podemos señalar:

  • El nuevo aeropuerto internacional de Doha, que cuenta con un presupuesto de 5.500M$USA. Contará con dos pistas para los nuevos Airbus A380 y con capacidad para más de 50M de pasajeros al año. El proyecto, cuya fecha de conclusión se ha previsto para 2015, contará con un hotel de lujo, un hotel de tránsito, una terminal de cargo, una zona franca, un parque empresarial, hangares y otras instalaciones como un tren monorraíl en suspensión para el tránsito de los pasajeros a las terminales de embarque.
  • La isla de The Pearl, con un presupuesto de 2.500M$USA. Este proyecto es una de las mayores promociones inmobiliarias en fase de conclusión en el emirato. Su coste está cifrado en unos 2.500M$USA. Se han removido y acondicionado más de 2.300M de m³ de tierra. Cuenta con zona de hoteles de lujo, un complejo residencial y comercial, zonas ajardinadas y unas islas con villas particulares.
  • El puente entre Catar y Bahrein, dotado con un presupuesto inicial de 2.000M$USA. Es un proyecto de gran envergadura que uniría el Sultanato con la península arábiga y permitiría el transporte de personas y de mercancías en una zona de gran actividad comercial. Además de la obra de infraestructura en sí está previsto la puesta en marcha de una línea férrea tanto para transporte de mercancías como de pasajeros.
  • El Catar National Railway System, es uno de los proyectos más ambiciosos a nivel ferroviario y se pretende conectar los principales núcleos de población de Catar. Tambien figura en el proyecto una línea que conecte el país con Bahrein. Tiene un presupuesto estimado de 25.000M$USA.

También hay numerosos proyectos de agua y electricidad, por valor de 1.600M$USA. Con respecto al sector eléctrico, la Catar Water and Electricity Corporation (Kahramaa) es, al mismo tiempo la empresa distribuidora y gestora de la red de alta y baja tensión y el organismo regulador del sector.

Dentro de los proyectos que Kahramaa está llevando a cabo, cabe señalar el de mejora y extensión de la red de transporte de electricidad, que supone la construcción y mejora de capacidad de 40 subestaciones, con un presupuesto total de 1.500M$USA.

En el sector turístico, también hay previstos un gran número de proyectos que el Gobierno valora en 1.000M$USA.

Como resultado de ello y dada la envergadura de los proyectos programados hay una intensa demanda tanto de material como de equipos de construcción, así como de asesoramiento técnico en todos los ámbitos del sector.

El sector servicios representó en 2010 el 23,1% del PIB Catarí. Diferenciando entre los servicios de mercado y de no mercado, entre los primeros incluiríamos a las actividades comerciales y la hostelería (5,8%% del PIB), el transporte y las comunicaciones (6,3%), y los servicios financieros y de asistencia a la empresa (11%).

En relación con los servicios de no mercado, el coste de los servicios sociales supuso un 0,6% del PIB, mientras que los servicios prestados por la Administración se elevaron al 10,3% del PIB.

El sector servicios está en plena fase de expansión y su desarrollo ha sido más que notable en los últimos años, particularmente los servicios de telecomunicaciones, turismo y transporte.

El desarrollo del sector de las telecomunicaciones se ha visto, sin duda, favorecido por el marco regulatorio de liberalización que se inicia a finales del 2006 y que supone el fin del monopolio que venía detentando Catar Telecommunication. Con la nueva normativa se establece un nuevo órgano regulatorio, el ICTCatar, responsable de la concesión, renovación y cancelación de licencias de los operadores telefónicos.

Como en la mayoría de los países del Golfo, la penetración de la telefonía móvil en el país alcanza ya el 102%, mientras que la telefonía fija sólo el 26% e Internet el 8%.

Por lo que respecta al turismo, es una actividad que va alcanzando cada año una importancia mayor. Aparte de la oferta de sol y playa, Catar se está especializando en la organización de conferencias, reuniones y foros, así como en la práctica del golf.

Por lo que respecta a los transportes, señalar por un lado el agresivo plan de expansión de Catar Airways (vuela a Madrid y Barcelona), así como el nuevo aeropuerto internacional de Doha, hitos importantes para convertir a Catar en un hub de transporte aéreo de primer orden.

El sector exterior: relaciones comerciales

Catar es una economía muy abierta y con una clara vocación exportadora. La tasa media de crecimiento de las exportaciones en los 5 últimos años ha sido próxima al 15% anual. La mayor parte de sus exportaciones se basan principalmente en gas licuado, petróleo y derivados, acero y cementos.

En cuanto al comercio exterior, en 2010 las importaciones cataríes ascendieron a los 23.381 M$USA frente a unas exportaciones de 54.960M$USA, con un superávit de 31.579M$USA (27,8% del PIB a precios corrientes de 2010).

La situación económica de Catar puede calificarse de buena en el actual contexto internacional de crisis global y en comparación con sus vecinos regionales (EAU, Kuwait y Arabia Saudita).

Los principales clientes comerciales de Catar son: Japón (33,8% total de exportaciones), Corea del Sur (21,5%), Singapur (11,5%), U.E (5,5%, dentro de la Unión Europea son Bélgica y España con 2,5% respectivamente, sus principales clientes), India (5,1%), Tailandia (3,6%) y Nueva Zelanda (1,9%).

Los principales proveedores de Catar son: La UE (30,8% del total de importaciones, siendo Italia con el 6,9% y Alemania con el 6,8% los principales suministradores), Japón (7,4%), USA (11,7%), China (9%), UAE (7%) y Arabia Saudita (5,8%)

Las principales exportaciones cataríes se basan en los hidrocarburos (gas y petróleo), productos petroquímicos, acero, materias plásticas y sus manufacturas y vehículos, automóviles y tractores, entre otros. Las principales importaciones cataríes corresponden a maquinaria y aparatos mecánicos, manufacturas de fundición, hierro y acero, aparatos y materiales eléctricos y alimentos.

Infraestructura de Transporte

Doha dispone de un aeropuerto internacional situado cerca de la ciudad y con razonables comunicaciones con la capital. La compañía de bandera local, Catar Airways, tiene vuelos regulares con un número bastante alto de destinos, incluidos Madrid y Barcelona. Se han iniciado los trabajos de construcción del nuevo aeropuerto internacional de Doha, que reemplazará al existente y para el que está previsto un tráfico de 50 millones de viajeros al año.

El actual aeropuerto ocupa una superficie de 1.500 m ², y desde él operan 22 líneas aéreas. Dispone de 44 mostradores de facturación, 8 puertas de embarque, tres cintas de equipaje, así como zonas de aparcamiento, bancos, cafeterías, agencias de alquiler de coches y numerosas tiendas.

Catar cuenta con una moderna red de carreteras que incluye autopistas que unen al país con los países vecinos. Está programada la construcción y mejora de cerca de 2.000 Km. de autopistas y carreteras.

Cualquier persona puede conducir por Catar siempre que tenga visado de negocios o de visita y disponga de un permiso internacional de conducir.

Aunque está planeada su construcción, actualmente no hay línea ferroviaria en Catar.  Hay servicios de ferry, aunque apenas se emplea el barco para trasladarse regionalmente. Lo habitual es emplear el avión (por ejemplo, desde Emiratos Árabes  Unidos, Bahrein, Kuwait, etc.).

Con la conclusión del puente que una Catar con Bahrein y con Abu Dhabi existirá una ligazón física entre Catar y el resto de los principales destinos de los países del área, potenciando las relaciones humanas y económicas ya existentes.

Establecerse en Catar >

Comments are closed.