Inversiones en Catar

Marco legal

Las condiciones y modalidades de las inversiones directas extranjeras en el emirato están recogidas en la Ley 13/2000, reguladora de la Inversión Extranjera en Actividades Económicas (www.investinqatar.com.qa).

En principio la ley restringe, con carácter general, la participación de capital extranjero a un máximo del 49% del accionariado de la sociedad constituida o participada. No obstante, el capital extranjero puede alcanzar el 100% del accionariado en muchos de los sectores (agricultura, industria manufacturera, extractiva, energía, turismo, educación, sanidad, etc.) atendiendo a tres criterios preferenciales: Vocación exportadora de la actividad económica que se vaya a realizar, incorporación y desarrollo de nuevas tecnologías y compatibilidad con los planes de desarrollo económico en cada momento. El cumplimiento de estos criterios lo determina el Ministerio de Economía y Comercio. En febrero de 2010 se aprobó una nueva ley (No.1 de 2010) que modifica en parte la ley 13/200 en la que se especifican nuevos sectores en los que el porcentaje de participación extranjera puede llegar al 100%. Estos sectores son IT, servicios relacionados con el deporte, la cultura, el entretenimiento y la distribución. Sin embargo, hay que decir que en la práctica es muy difícil conseguir este tipo de aprobaciones.

Las limitaciones a la presencia del capital extranjero se aplican al sector financiero (bancos, aseguradoras), agencias comerciales y real estate. Para las empresas inversoras se contempla el arrendamiento de suelo por un periodo de 50 años renovable. En este sentido, el Catar Financial Center, creado en 2005, permite el establecimiento de empresas del sector financiero y asegurador en sus instalaciones con un 100% de propiedad extranjera, así como la libre repatriación de beneficios.

En cuanto a los beneficios fiscales otorgados a la inversión extranjera se circunscribe a las empresas que realicen actividades económicas en los sectores y planes prioritarios que hayan definido las autoridades cataríes. Estas ayudas públicas son:

  • Exención del impuesto sobre actividades económicas por un periodo de 10 años.
  • Franquicia aduanera para los bienes de equipo importados necesarios para el inicio de la actividad.
  • Franquicia aduanera para las materias primas y bienes semi-elaborados necesarios para el inicio de la producción.

Por lo que respecta al régimen de movimiento de capitales, los inversores extranjeros gozan de total libertad para efectuar transferencias corrientes relacionadas con su inversión en cualquier moneda convertible sujeta a negociación en el marcado de divisas local, incluyendo entre estas transferencias:

  • Repatriación de beneficios.
  • Repatriación de las cantidades resultantes de la enajenación de todos o parte de los activos que componen la inversión realizada.
  • Repatriación de indemnizaciones o de otras cantidades obtenidas mediante contencioso arbitral o judicial.

La ley catarí incluye una cláusula de “orden público” por la cual las empresas de capital extranjero deberá preservar el medio ambiente natural y mantener en sus actuaciones la protección de la salud y la seguridad públicas, así como la de los estándares morales del Estado.

Al negociar cada contrato las empresas extranjeras tienen que tener en consideración la contratación de un abogado local para dar asesoramiento sobre las leyes y reglamentos en vigor en el emirato.

Repatriación de capital/control de cambios

Con excepción de las medidas para prevenir el blanqueo que ha impuesto el Banco Central de Catar a las entidades de crédito que operan en el país, no hay mayores restricciones a las transferencias corrientes ni controles de cambio.

Incentivos a la inversión

Los incentivos a la inversión se regulan a nivel oficial por el Investment Promotion Department, una sección perteneciente al Ministerio de Economía y Comercio. A través de este Departamento, el Gobierno catarí respalda la participación extranjera en empresa mixta (joint ventures) a través de su participación en los campos del suministro tecnológico, administración del mercado y participaciones de capital. El Gobierno ofrece incentivos fiscales, precios de suministros más ventajosos, etc., a la inversión para las joint ventures en determinadas áreas de actividad.

La fiscalidad constituye uno de los principales atractivos de Catar para la inversión extranjera. No existe impuesto sobre la renta de las personas físicas y el impuesto de Sociedades se sitúa en el 10%. Igualmente, no hay impuesto sobre el valor añadido

Establecimiento de empresas

Son varias las formas de acceso al mercado que puede plantearse una empresa.

1) SIN ESTABLECIMIENTO PERMANENTE

1.1.- Venta directa

Se puede realizar la venta directa desde España a importadores catarís directamente, siempre y cuando estos tengan licencia de importación.

Hay que tener en cuenta que el producto se despacha en aduanas siempre con su número de importación un catarí (o empresa 100% catarí o filial de mayoría catarí). Un extranjero no puede hacerlo ya que no cuenta con licencia de importación.

1.2.- A través de un importador-distribuidor

Lo más común para realizar una actividad comercial en este mercado es recurrir a un importador o distribuidor local.

El Acuerdo de Distribución lo tendremos que firmar siempre con un local, y aquí se pueden dar 3 situaciones:

  • Que firmemos con una empresa 51% local / 49% extranjero. Esta será la situación más favorable para nosotros ya que estaremos más protegidos al no aplicarse la ley de agencias, sino la ley de contratos. Sí tendremos que cuidar la redacción de las cláusulas.
  • Que firmemos con un catarí o empresa de capital 100% catarí, pero que no se registre el Acuerdo de Distribución inmediatamente, sino que tardemos en hacerlo. En este caso y durante el tiempo que nuestro acuerdo no esté registrado, no estaríamos sujetos a la Ley de Agencias Comerciales, y debemos aprovechar este tiempo para verificar y confirmar que hemos seleccionado un buen agente.
  • Que firmemos con un catarí o empresa de capital 100% catarí y que el acuerdo se registre ante el Ministerio de “Economy and Commerce”. En este caso el Acuerdo se regula por la ley de Agencias Comerciales que protege tremendamente al catarí.

La experiencia demuestra que antes de firmar nada, es IMPRESCINDIBLE verificar y confirmar que hemos elegido un buen agente-distribuidor. El coste de indemnización para romper el contrato de Agencia es muy costoso y nos llevará tiempo.

Algunos parámetros a tener en cuenta antes de firmar un Acuerdo de Distribución a los que debemos prestar atención:

  • Contar con asesoramiento legal
  • Fijar fecha de finalización del contrato
  • Especificar territorio
  • Especificar productos (uno, varios o todos los de la exportadora)
  • Fijar objetivos de ventas: puede ayudar como causa para terminar contrato

Elegir un buen agente nos hará ahorrar dinero y tiempo, por lo que hemos de asesorarnos y verificar sus capacidades antes de firmar nada.

1.3.- A través de una persona de nuestra empresa trabajando con el importador/distribuidor en Catar y el resto del Golfo. (o que esta persona trabaje desde una filial en zona franca).

En muchos casos, la empresa decide dar un paso más en este mercado y enviar a una persona que trabajará en las oficinas del importador/distribuidor. Esta persona será la encargada de promocionar el productor y establecer o ampliar la red comercial. Asimismo, será la responsable de reforzar la labor del distribuidor, dándole soporte en las áreas de marketing, comercial, etc. Generalmente, esta persona desempeñará todas estas funciones, no solo para el mercado de Catar, sino para todos los países del Golfo.

Esta figura (tanto si opera desde la estructura del distribuidor como desde una pequeña oficina propia en Catar o desde una zona franca de EAU) es la más utilizada por las empresas extranjeras y españolas con más éxito que están realizando actividades comerciales en esta región. Es la mejor fórmula de acceso a este mercado en términos coste-beneficio para realizar una actividad de promoción y comercial.

2) CON ESTABLECIMIENTO PERMANENTE.

Si decidimos implantarnos en Catar podemos hacerlo:

2.1.- Con Oficina de Representación

La decisión número 142 de 2006 del Ministerio de Economía y Comercio catarí abrió la posibilidad de establecerse en el país mediante una oficina de representación (Commercial Representative Office –CRO-). Como ocurre en otros países, esta oficina sólo podrá tener como objeto promocionar a una empresa extranjera en Catar, así como presentarla a otras empresas cataries o proyectos locales. Realizará además funciones de marketing y relaciones públicas para la empresa extranjera en el territorio de Catar. De esta manera se prohíbe expresamente que una oficina de representación lleve a cabo operaciones comerciales. No obstante, un aspecto práctico importante a tener en cuenta, es que con una licencia de CRO en Catar, es posible adquirir pliegos y presentarse a concursos (situación que no es posible en otros países, como por ejemplo, EAU). La oficina de representación no tendrá personalidad jurídica propia y será propiedad 100% de la matriz extranjera.

Tipos de sociedades

Creación de una empresa catarí: Excepto en casos muy concretos y excepcionales, todas las empresas deben contar con un socio catarí que tenga la propiedad de al menos el 51% de las acciones.

Las formas jurídicas permitidas en Catar (según la “Commercial Companies Law”) son las siguientes:

- Sociedad de responsabilidad limitada (Limited Liability Company)
- Sociedad unipersonal (Single Person Company)
- Sociedad participada, pública o privada (Shareholding Company)
- Asociación simple (Simple Partnership)
- Asociación conjunta (Joint Partnership)

De todas ellas, la más utilizada es la sociedad de responsabilidad limitada. Como se ha mencionado anteriormente, el 51% de las acciones de la sociedad deberá estar en manos de uno o varios socios cataríes. No obstante el reparto de beneficios no tiene por qué ser proporcional al número de acciones mantenidas. En la práctica puede pactarse que sea
hasta un 97% de los beneficios para el inversor extranjero, limitando así la influencia del socio local.

El capital mínimo es de 200.000 riales cataríes (unos 38.000 euros aproximadamente), que deberán ser desembolsados completamente. No obstante este capital puede ser usado como circulante, una vez la constitución de la compañía haya sido completada. Este tipo de sociedades no podrán llevar a cabo actividades aseguradoras, bancarias u ofrecer servicios de inversión en nombre de terceros.

2.2.- Con Sucursal

La sucursal o Branch de una filial extranjera, es otra forma de establecimiento para el inversor extranjero, pero tiene algunas limitaciones. Este tipo de inversión extranjera se reserva para aquellas empresas que desarrollen un contrato específico para el Gobierno de Catar u otro ente público. Consecuentemente, la sucursal sólo podrá llevar a cabo las actividades necesarias para cumplir con ese contrato, no pudiendo desarrollar ninguna otra actividad económica ni trabajar para el sector privado. Para ello deberá ser aprobado por el Ministerio de Negocios y Comercio, y el proyecto que se desarrolle cualificado por el gobierno. En este caso no se exige socio local, por lo que la sucursal podrá ser propiedad 100% extranjera. En principio las actividades de la sucursal estarán sujetas al impuesto de sociedades catarí, a menos que reciban una excepción especial.

Las sucursales son habituales en sectores como la construcción, infraestructuras, ingeniería y otros campos relacionados donde no existen empresas locales con la suficiente experiencia y el gobierno concede directamente una licitación pública a una empresa extranjera determinada.

2.3.- Con Filial (joint-venture) en Catar

Salvo la capacidad discrecional que tiene el Ministerio de Economía para otorgar el 100% de la propiedad de las empresas de capital extranjero atendiendo al criterio de interés nacional, la ley de sociedades catarí establece que la participación de cualquier inversor extranjero en una sociedad catarí no pueda exceder el 49% del capital social.

2.3.- Establecimiento en Zona Franca

La única zona franca en Catar es el Parque Tecnológico de Catar (Catar Science and Technology Park). Establecida en 2004, su objetivo es atraer empresas tecnológicas y científicas a Catar, así como servir de incubadora para la creación de nuevas empresas del sector. Se permite la propiedad 100% extranjera de las sociedades allí establecidas. Además, estas empresas están exentas de pagar impuestos, pueden importar bienes sin tener que satisfacer los aranceles correspondientes, y pueden comerciar con empresas locales sin restricción.

Constitución de sociedades

Para constituir una compañía en Catar (LLC) será necesario:

1. Memorando y Estatutos (Memorandum & Articles of Association) en árabe que estén de acuerdo a los estándares del Ministerio de Comercio. Deberán ser aprobados por este mismo Ministerio.
2. Certificado de los Estatutos y copia de la decisión de la junta o poder a un abogado autorizando a un tercero a establecer una empresa en Catar. Estos certificados deben estar legalizados ante notario, autentificados y certificados por el consulado del país de la empresa extranjera.
3. Certificado de un banco catarí indicando el depósito del capital social (mínimo 200.000 riales). Una vez que el registro comercial sea emitido, este capital puede ser retirado por el director de la empresa o cualquiera designado para ello.
4. Copia del registro en la Cámara de Comercio de Catar.
5. Además tendrán que obtenerse las siguientes licencias: contrato de alquiler de una oficina a nombre de la empresa; licencia municipal; tarjeta de inmigración Además, dependiendo de la actividad a desarrollar se requerirán determinadas aprobaciones. Así, por ejemplo, las instituciones educativas deben contar con aprobación del Ministerio de Educación; las instituciones sanitarias deben contra con permiso del Ministerio de Salud; las empresas turísticas deben contar con la aprobación de la Catar Tourism Authority; las empresas de abogacía o Derecho tienen que contar con aprobación del Ministerio de Justicia; y las consultoras de ingeniería deben contar con el permiso del Ministerio de Asuntos Municipales y Agricultura.

Propiedad industrial

El Ministerio de Economía tiene facultades de gestión de los derechos de propiedad industrial. La fase de reconocimiento sigue un proceso similar al aplicado en Europa.

Sistema fiscal y financiero >

Comments are closed.